jueves, 25 de agosto de 2011

Valencia donde la Biblioteca Pública central "Dr.Manuel feo la Cruz" funciona sobre la Calle Libertad donde estaba la cárcel


Historia

Vista de Valencia durante el siglo XIX
Tradicionalmente se considera la fecha de fundación de la ciudad el 25 de marzo de 1555 por Alonso Arias de Villasinda siguiendo órdenes del capitán Alonso Díaz Moreno, siendo bautizada así por sus fundadores en honor a la ciudad de Valencia de Don Juan en León en el actual Reino de España. Sin embargo, investigaciones realizadas en la primera mitad del siglo XX han demostrado que su fundación fue en diciembre del año 1553, desconociéndose el día exacto. Se le designó con el nombre de la Nueva Valencia del Rey, para posteriormente llamarla Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del Rey y, más tarde, Nuestra Señora del Socorro de la Nueva Valencia del Rey. Fue capital de la Nación en tres ocasiones; en 1812, cuando los poderes públicos del Gobierno provisional se trasladaron allí durante la Guerra de Independencia de Venezuela, en 1830 al disolverse la Gran Colombia y en 1858, cuando triunfó la Revolución de Marzo.
Durante la Guerra de Independencia, Valencia fue teatro de grandes acontecimientos; siendo el más célebre la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821, ya que luego de seis días se creó allí el Concejo Municipal, que vino a ser el primero de Venezuela, el 30 de junio de 1821. Valencia ha gozado de fuero universitario desde 1852, cuando se crearon cuatro facultades universitarias en el Colegio Nacional de Primera Categoría. Ha sido durante décadas el hogar de la Universidad de Carabobo, No obstante, allí también se han establecido otros institutos de educación superior de reciente creación, igualmente de nivel universitario.

Prehistoria

Ya en el IV milenio A.C. había poblaciones de indígenas recolectores en esta zona. Los indígenas se dedicaban a la recolección y a la caza. Es posible que experimentasen con primeras formas de agricultura. Entre el 200 y el 1000 después de Cristo se produjo un poblamiento importante de la zona, en especial alrededor del Lago de Valencia.
Alrededor del primer milenio después de Cristo, migraciones del Orino, quizás por vía de El Pao, comenzaron a llegar a esta zona.4 5

Fundación

Los orígenes de Valencia se remontan al año 1551, cuando el Capitán Vicente Díaz, vecino de Borburata, decide dotar de ganado a dicha ciudad con el objetivo de traer mayor prosperidad a la misma. Para esto viaja a la isla de Margarita donde adquiere un buen lote de ganado vacuno y caballar, además de conseguir un grupo de soldados que lo acompañarían en la difícil empresa de movilizar dicho ganado hasta Borburata. La empresa fue llevada a cabo exitosamente, sin embargo, los terrenos de Borburata no eran propicios para el desarrollo de la ganadería, por lo cual el dicho Capitán Vicente Díaz funda un hato en donde se encuentra hoy día emplazada la ciudad de Valencia. Allí fija su residencia junto con sus hijos y yernos. Para propiciar el poblamiento de la región, Vicente Díaz favorece a los vecinos de Borburata que quisieran radicarse en el nuevo sitio, obsequiándoles piezas de ganado y muchos dones. Muchos fueron los que se vieron atraídos por este nuevo sitio, entre ellos Sebastián Ruiz, Andrés Hernández, Sebastián Díaz de Alfaro y Juan Fernández de Trujillo, quienes dan testimonio de estos hechos en un documento encontrado en la Catedral de Valencia con fecha de 1609.
Si bien el primer sitio fue hecho por este Capitán Vicente Díaz, la fecha oficial de la fundación de la ciudad sigue siendo tema de discusión. La tradición sigue considerándola el 25 de marzo de 1555, y da el mérito de dicha fundación al capitán Alonso Díaz Moreno, siguiendo el testimonio de don José Oviedo y Baños en su obra Historia de la conquista y población de la Provincia de Venezuela, aunque dicha obra no cuenta con referencias fidedignas que atestigüen dicha fecha. Si bien los datos reales de la fecha de fundación de la ciudad estuvieron por mucho tiempo en el Archivo General de Indias, en la ciudad de Sevilla, se perdieron al sufrir sucesivos traslados, el primero de ellos a la ciudad de Madrid, y posteriormente al Archivo de Alcalá de Henares, donde un incendio éste y otros 150.000 legajos en el año de 1939. Sin embargo, aún quedan testimonios de la fecha de fundación de la ciudad, gracias al inventario realizado por Antonio León Pinelo de todos los documentos que existían en el Archivo General de Indias en el año de 1608. En este, León Pinelo anota, entre los hechos ocurridos en el año de 1553 en la Provincia de Venezuela: El Licenciado Alonso Arias de Villasinda siendo gobernador pobló la Nueva Valencia, quedando de esta manera claro el año de su fundación como 1553. Si bien la fecha exacta no es clara, se considera que fue realizada el mes de Diciembre, pues el Licenciado Alonso Arias de Villasinda se encontraba en Santa Ana de Coro en el mes de noviembre del mismo año, mientras que estuvo Nueva Segovia de Barquisimeto en enero del año siguiente.
Su topónimo deriva de la localidad natal de Arias de Villasinda: Valencia de Don Juan (León, España). Su nombre oficial era Nuestra Señora de la Asunción de Nueva Valencia del Rey. La ciudad fue poblada por los vecinos de Borburata, los cuales se pasaron a ella debido a los constantes ataques piratas que sufría dicha ciudad. Juan López de Velasco, al hablar acerca de la ciudad, comenta:
tendrá siete u ocho vecinos de los de Borburata, que se despobló en los tiempos del Gobernador Villasinda, año 53 por temor de los Corsarios
Ejemplo de esto, fue el ataque por corsarios franceses que sufrió Borburata el 17 de abril de 1555, fecha en la que la ciudad fue tomada y saqueada. Después de éste, y otros acontecimientos similares, los pobladores de ésta deciden fijar su residencia en Nueva Valencia, más segura que la anterior. Durante éste período, la ganadería formó el sustento de los valencianos, los cuales disponían de importantes riquezas gracias a lo lucrativo de esta actividad.

Período colonial

Casa de los Celis, edificada a finales del siglo XVIII
El 10 de octubre de 1555, Juan López de Velasco registra la asignación a la iglesia de Valencia de 300 pesos por el porcentaje que percibía la Real Corona sobre las herencias y bienes dejados por los difuntos, confirmándose así la existencia de una iglesia Matriz para ese año.
Este mismo año, Alonso Díaz adquiere las extensas vegas donde establecería el fundo Guacara. Esta fecha también se encuentra en discusión, y diversos autores consideran que dicho establecimiento fue creado algunos años más tarde, ya que este conquistador arriba a costas venezolanas apenas el año 1551. Años antes, éste mismo había fundado el Hato Patanemo, en la vertiente sur de las montañas que hoy en día forman parte del Parque Nacional San Esteban. Ambas posesiones colindaban en la región de Vigirima, cercanía que le permite al español establecerse en éstas (principalmente en la posesión de Guacara) para luego trasladarse a la recién fundada Santiago de León de Caracas.
1561: «el tirano» Lope de Aguirre asedia la ciudad siendo el Alcalde de la ciudad Francisco de Madrid. Éste último, había escrito una carta al Gobernador Collado en Nuestra Señora de La Concepción de El Tocuyo, avisando de los planes de Lope de Aguirre, y solicitando la ayuda de 60 hombres que evitaran el desembarco. La ayuda no fue enviada y ocurrió la invasión de la ciudad que obliga a los habitantes a huir a las islas del Lago de Valencia. Desde allí escribe una carta al Rey de España.
1580: siendo el Obispo Fray Juan de Manzanillo el gobernador de esta Diócesis, se erige un templo en el sitio donde se encuentra actualmente la Catedral de Valencia. La iglesia sufre modificaciones posteriores, especialmente durante el siglo XVIII, ya que para el año de 1767, el Obispo Diego Antonio Diez Madroñero se informa acerca del adelanto de las obras de la Catedral. el 18 de marzo de 1781, el Obispo Mariano Martí llega a Valencia, describiendo el adelanto de la edificación de la iglesia. Comenta el Obispo la reconstrucción de las paredes laterales, la edificación de tres capillas por cabeza de las naves de la misma (que serían cubiertas con bóvedas de ladrillo) y de la Sacristía. La fábrica de la iglesia continúa lentamente, y a comienzos del siglo XIX sólo se había levantado la torre del lado del Evangelio y las columnas de la fachada.
En 1677, Valencia es arrasada por piratas franceses, que queman su Ayuntamiento, con lo que se queman innumerables documentos de importancia.
El año de 1664 marca la construcción de lo que hoy es el más antiguo edificio de la ciudad. En este año se funda, por parte de Gaspar Matute Villalobos, el Hospital San Antonio de Padua, ubicado entre la Avenida de la Beneficencia y la Calle Real. Éste contaba con una capilla dedicada a dicho santo, y se encontraba emplazada en toda la manzana, aunque posteriormente sus dimensiones fueron reduciéndose. Hoy en día la edificación es conocida como la Casa de La Estrella, uno de los edificios más representativos de la historia del país.
Durante el período colonial, Valencia se perfila como una de las principales ciudades del país, con numerosos pueblos que crecen a sus alrededores gracias a sus riquezas (Nuestra Señora de La Begoña de Naguanagua, San Diego, Los Guayos, Tocuyito y San Agustín de Guacara. Cuenta, entre otros organismos, con un cabildo en el que los valencianos en numerosas ocasiones alzaron la voz en defensa de los privilegios que les proveía el dominio colonial.
Febrero de 1800: Alexander von Humboldt visita la ciudad en su viaje por las Américas. En su visita, el barón reporta que la ciudad contaba con una cantidad de seis mil a siete mil habitantes.

Guerra de Independencia

Óleo de la Batalla de Carabobo.
En los inicios de la rebelión contra España, la élite valenciana demostró un apego a la sociedad tradicional que había conocido por casi trescientos años. Es por esto que en un inicio, se muestra contraria a los intereses independentistas y proclama su apego a la Corona ante la invasión francesa de 1808, defendiendo así las riquezas que ha adquirido durante todo el período colonial.
Sin embargo, ante la autonomía adquirida en 1810 y la convocatoria del Congreso Constituyente, colabora con Caracas, teniendo intereses políticos, y aspirando la capitalidad de una provincia, al igual que había hecho Caracas durante la centralización borbónica, la cual había delegado en ella un enorme poder. Es en estos términos que Fernando Peñalver, el más importante diputado valenciano ante el congreso, defiende el federalismo proponiendo la conversión de Valencia en la capital de una provincia. Esta misma posición es tomada por el cabildo de la ciudad, apegado a la monarquía. Es de esta manera como la declaración de la Independencia en 1811, la enorme presencia española en la ciudad, y la negativa de Caracas a reconocer las pretensiones de los valencianos, que dividen a la élite valenciana, derivando en la insurrección de la ciudad contra la república de 1811.
La ciudad es declarada capital de la Confederación de las Provincias Unidas de Venezuela en 1811, luego de ser sofocada la rebelión. Este hecho permite alejar las tensiones elevadas contra Caracas por el resto de las ciudades de la provincia, y dejaba a Valencia sin argumentos válidos contra la antigua capital, aunque seguía teniendo un poder limitado ante la mayoría caraqueña que formaba el congreso. De esta manera, la declaratoria de la capitalidad valenciana aseguraba el apego de la ciudad a los intereses independentistas (ya que los antiguos partidarios de la Corona ahora tenían a su cargo las riendas de la República), así como el apego de otras importantes poblaciones que en un principio dependían de la ciudad, como Puerto Cabello.
El Arco de Carabobo se encuentra en el sitio de la Batalla de Carabobo.
En el año de 1812, España restablece su dominio sobre la provincia, hecho que aprovechan los valencianos partidarios de la Corona para ocultar la acción de Valencia durante los hechos del 19 de Abril de 1810 y así solicitar el establecimiento de la capital provincial en Valencia, alegando la necesidad de alejar las instituciones reales de la Caracas fiel a los ideales independentistas. De esta forma, nace una profunda división entre los valencianos que se irá difuminando durante los hechos que marcaron la Guerra de Independencia, durante la cual la ciudad tomará una firme posición en las tropas independentistas, siendo el escenario de muchos de los más importantes sucesos de la Independencia.
20 de marzo a 2 de abril de 1814: derrota en el primer sitio de Valencia contra José Ceballos.
1814: tiene lugar una nueva batalla de importancia entre las fuerzas realistas, lideradas por José Tomás Boves, y las patriotas, encabezadas por Juan P. Escalona. Boves llega a las puertas de la ciudad de Valencia con 6000 soldados realistas. Ante la negativa de rendición de los patriotas, Boves decide sitiar la ciudad y proponer un tratado de rendición al jefe patriota Juan P. Escalona, el cual defendía la Plaza. Ante la difícil situación de la ciudad, el patriota decide aceptar el tratado de rendición, confiando en que el jefe realista cuidaría de los derechos de los patriotas asentados en la ciudad como lo había prometido. Para mostrar sus buenas intenciones invita a un gran baile al cual debían acudir todos los principales de Valencia con sus esposas la noche del 10 de julio. El agasajo se realizó en la llamada Casa del Suizo, situada en lo que es hoy la calle Constitución con Páez. Allí ocurrió una de las escenas más escalofriantes de la historia venezolana, pues todos los hombres fueron vilmente asesinados, mientras a las damas se las obligaba a bailar "El Piquirico", baile vulgar de la plebe, para luego ser violadas por la tropa mientras presenciaban horrorizadas el asesinato de sus esposos. Ese mismo día, fueron también asesinados todos los pacientes que se encontraban recluidos en el Hospital San Antonio de Padua. Según el cronista de la ciudad, Don Guillermo Mujica Sevilla, entre las víctimas estuvo Francisco Espejo, quien fue fusilado en la esquina ubicada en la avenida Urdaneta cruce con Libertad.6 En palabras de un historiador realista, se relata este hecho de la siguiente manera:7
En la noche siguiente a su entrada a Valencia, Boves reunió todas las mujeres en un sarao, y, entre tanto, hizo recoger los hombres, que había tomado precauciones para que no se escaparan, y sacándolos fuera de la población los alanceaba como toros sin auxilio espiritual. Solamente el doctor Espejo (Gobernador político) logró la distinción de ser fusilado y tener tiempo para confesarse. Las damas del baile se bebían las lágrimas y temblaban al oír las pisadas de las partidas de caballería, temiendo lo que sucedió, mientras que Boves con un látigo en la mano les hacía danzar el Piquirico y otros sonecitos de la tierra a que era muy aficionado, sin que la molicie que ellos inspiran fuese capaz de ablandar aquel corazón de hierro. Duró la matanza algunas noches.
El 24 de junio de 1821, se lleva a cabo en las cercanías de la ciudad la batalla que sellaría la Independencia de la nación, la Batalla de Carabobo. Es por esto que en la ciudad son atendidos los heridos en dicha batalla, siendo el sitio de muerte de Ambrosio Plaza, el día siguiente a la batalla; y otros próceres de la Independencia que fueron atendidos en el Hospital de la ciudad.

Época republicana

Edificio Márquez, uno de los últimos edificios republicanos de Valencia
1830: Valencia, a raíz de la separación de Venezuela de la Gran Colombia, se convierte en capital del país.
1858: la ciudad vuelve a convertirse en la capital de Venezuela tras el derrocamiento de los hermanos Monagas y debido a la llamada Revolución de marzo.
El 15 de noviembre de 1892 se crea la Universidad de Valencia.
En abril de 1951 en la VII Asamblea Nacional de Fedecamaras se decidió promover a Valencia como centro industrial de Venezuela. El Concejo Municipal decidió otorgar exoneración de patente de industria y comercio a las empresas que se instalasen en los terrenos de la zona industrial.

Modernidad

En 1988 comienza la descentralización de los estados en Venezuela y por primera vez los habitantes del Estado pueden elegir a su gobernador.

Geografía y demografía

Valencia se ubica dentro del valle del Río Cabriales, río que la atraviesa en parte de norte a sur. La ciudad está situada a 479 msnm y se encuentra rodeada de colinas al oeste, estribaciones al este, parte de la Cordillera de la Costa al norte y sabanas al sur. Está cerca del Lago de Valencia. En general se encuentra en una gran planicie, con pocos accidentes geográficos, los cuales enmarcan el crecimiento de la ciudad. El norte se encuentra limitado por las abruptas pendientes de la vertiente sur del Parque Nacional San Esteban, ubicado entre los municipios Naguanagua, San Diego y Guacara; encontrándose a sus pies las poblaciones más septentrionales de la ciudad, como lo son La Entrada, Trincheras (ambas en Naguanagua), La Cumaca (en San Diego), Vigirima y Yagua (en el municipio Guacara).
El norte de la ciudad se encuentra dividido por las montañas del Área Protectora de Valencia, que separa el municipio San Diego (Fila El Orégano, con una altura máxima de 700 msnm) del municipio Naguanagua y la parroquia San José. Se trata de una fila de poca altitud y abruptos desniveles que es utilizada por los valencianos como sitio para realizar caminatas diarias. La formación montañosa termina en el centro de la ciudad formando el Morro de San Blas, a cuyos pies se encuentra el distribuidor San Blas y las autopistas Regional del Centro, la Circunvalación del Este y la Circunvalación Sur.
Al oeste de la ciudad, se encuentran otras estribaciones de menor tamaño pero de significativa importancia. Destacan las elevaciones del Parque Municipal Cerro El Casupo, las cuales alcanzan los 980 m de altura en su punto más elevado. Al norte de esta formación, se encuentra la Fila el Café, con el Cerro El Café como su principal altura (1300 msnm), en el municipio Naguanagua.8 9
Al sur se encuentran otras formaciones, continuación del Casupo, que se encuentran rodeadas por barriadas que se han asentado en estas zonas debido al crecimiento descontrolado de la ciudad. Se trata de la Fila La Guacamaya, donde se encuentran abruptos desniveles y formaciones de importancia geográfica, como la Cueva de Los Indios y el Cerro El Calvario. Su altura mázima se encuentra a 700 msnm. En el municipio Libertador se encuentra el Cerro El Tigre, con 900 msnm. El resto de la ciudad está conformado por las enormes planicies del Lago de Valencia, sin presentar otros accidentes geográficos de importancia.
Valencia vista desde el Cerro La Esmeralda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada